Hace más de 15 años que me dedico a la salud de la mujer. He estado en diferentes laboratorios de salud con proyectos super interesantes, para mejorar la vida de las personas. Y siempre me he dado cuenta que el abordaje de la salud femenina se hacía desde posiciones de toma de decisiones masculinas. No es malo, hay excelentes profesionales hombres. Pero es cómo traducir todo el rato algo. Tienes que estar explicando que siente, que sucede, cómo se vive. Así que la pandemia me dió la oportunida de de mirar hacia dentro, ver que faltaba y diseñar una respuesta a las necesidades de la mujer, desde una visión femenina. Que la mujer simpre esté en el centro, que tenga todas las herramientas, que nos adaptemos a nuestras propias necesidades. Porque todas las personas somos diferentes, pero compartimos algunos rasgos característicos. Las mujeres solemos priorizar el bienestar de los demás, de nuestro entorno. Y eso nos penaliza. En la calidad de vida por ejemplo. Hay que dedicar espacio y tiempo a nosotras mismas para estar bien. Después tendremos tiempo, energías y espacio para lo demás, si nos apetece. 

Para este proyecto elegi a dos colaboradores con los que hace tiempo que trabajo. Un compañero que lleva muchos años en comunicación a la mujer, y que ha abordado muchos momentos de la vida como el embarazo, la maternidad y la menopausia. Vive y trabaja hace años también para ayudar a las mujeres en su calidad de vida. 

Y un farmacéutico muy querido, que conoce muy bien los extractos, las plantas, los nuevos desarrollos y los procesos de fabricación en el sector de la suplementación. 

Somos un equipo variado pero con el mismo objetivo: AYUDAR. 

¿Qué porqué no nos gusta salir en imágenes? Porque queremos que la protagonista seas tú, todo el rato, siempre. 

De todas las areas de salud de la mujer que me interesan: nutrición, salud hormonal, envejecimiento cognitivo…había una en la que me sorprendía que nadie se parara: la de la libido de la mujer. La verdad es que escogí la parte más dificil, porque es un verdadero tabú. Y todavía me sorprende porque es un síntoma más de nuestro estado de salud. Algo que nos deberían preguntar en las anamnesis, especialmente en momentos de fatiga, revisión ginecológica, revisión endocrinológica, etc. 

Pero no sucede así y cuando os hemos preguntado a vosotras nos ha dejado de piedra ver que entre el 53% y el 75% en función de la edad manifestais un descenso de la libido, por supuesto, por diferentes motivos (hormonales, físicos, emocionales). Cómo los motivos son tantos que no hay un profesional que los abarque todos me pareció importante crear una herramienta donde buscar, encontrar, consultar y utilizar ayudas para mejorar. 

Así que creamos un suplemento con los extractos de plantas medicinales y vitaminas que más evidencia tienen en la mejora de la libido, por su mejora del cansancio, la fatiga y de la actividad hormonal. También creamos 6 e-books, hoy ya 7, para ayudar a identificar zonas que inhiben tu deseo y decidimos abrir el teléfono, whats app y correo electrónico para que puedas hacer preguntas que no sabes a quién hacer. Podemos ayudarte a contestarlas o bien derivarte a quién te puede ayudar más. 

Y llegaron los obstáculos. El primero el más sorprendente. Facebook (ahora META), dueño de Facebook, Instagram y Whats app trata el tema de la salud femenina, bienestar y libido cómo si fuera algo totalmente prohibido. Así que no nos deja publicitar nada de nada sobre la mejora de tu salud y bienestar. Y eso que va en contra de lo que dice la ONU cómo objetivos de la agenda 2030, el bienestar de la mujer. Pero ya sabemos, a los gigantes nadie los toca...

Así que hemos tenido que picar mucha piedra para llegar a más y más audiencia. Suerte del e-mail, del boca a boca, de nuestras amigas influencers….

Todo lo que está en nuestras manos para hacerte llegar esta herramienta, por si te sirve y quieres usarla cómo palanca a un estado mejor. 

Y cómo dicen aquello de Dios cierra una puerta y abre una ventana, pues no nos dejaron poner anuncios en Meta, pero las farmacias nos recibieron con los brazos abiertos. Y es que ellas conocen de verdad lo que es que alguién tenga una necesidad y no sepa a quién preguntar. Así que pensaron que si su clienta no se atrevía a preguntar en la farmacia podría preguntar en la intimidad de su casa. Y hasta hemos creado un directorio de nuestras farmacias más proactivas. 

Y aquí estamos hoy, con mil proyectos por empezar, más desarrollos de suplementos que te pueden ayudar en el resto de tu salud hormonal, más cursos que proponerte, más actividades, más espacio para compartir miedos y dudas.

Más ideas para mejorar la salud femenina desde dentro y desde una visión femenina e integrativa. Si quieres sumarte al equipo ¡también estás invitada!